Cerrar el círculo con RCS

Cerrar el círculo con RCS

Resilux y RCS se asocian para alcanzar la circularidad total en la producción de PET

El productor líder de botellas y preformas PET Resilux y la empresa de gestión del reciclaje RCS trabajan conjuntamente para alcanzar la circularidad total de sus productos de PET. Gracias a la combinación de la recogida de residuos de RCS y las capacidades de producción de Resilux, ambas empresas serán capaces de ofrecer una trazabilidad del 100% en el PET reciclado producido. Esta creciente colaboración ayudará a ambas empresas y a sus clientes a cumplir con la directiva de la UE sobre productos de plástico, que establece que todas las botellas PET deberán contener como mínimo un 25% de plástico reciclado en 2025.

Cerrar el círculo de la sostenibilidad

La combinación de capacidades de ambas empresas significa que Resilux y RCS crearán un círculo de sostenibilidad completo. En otras palabras, se establecerá una cadena de reciclaje ininterrumpida, que irá desde la recogida de los residuos de PET hasta la fabricación de pellets o escamas recicladas de uso alimentario, pasando por la producción de preformas y botellas totalmente nuevas, utilizando como material de base el reciclado.

Trazabilidad verificable

Con la garantía de un suministro fiable de material reciclado, Resilux está bien situada para cumplir con los requisitos de la directiva de la UE en 2025. Y aún más importante, también será capaz de ofrecer a sus clientes información de trazabilidad al 100% para verificar el origen de su material reciclado. Actualmente es de suma importancia conocer, tanto para los clientes de RCS como para los de Resilux, el origen exacto del material reciclado y de sus preformas o botellas, con el fin de poder demostrar el cumplimiento de las nuevas directivas.  

Décadas de experiencia en el reciclaje

RCS acumula más de 40 años de experiencia en el sector de la gestión de residuos y Resilux cuenta con más de 25 años de experiencia en preformas y botellas. Gracias a su colaboración a largo plazo, las dos empresas compartirán estos inmensos conocimientos especializados, para reforzar las inversiones que ambos realizan en la tecnología del reciclaje. Para Resilux  este es un aspecto importante de su visión de un futuro sostenible. Su objetivo es crear soluciones que sean mejores no solo para los productos que envasa, sino también para el bienestar de las personas y el planeta.  

Esta colaboración no es más que el último paso en su recorrido hacia un futuro sostenible. Ambas empresas han hecho grandes avances, pero desean seguir aumentando sus actividades de reciclaje en el futuro. Según el director de operaciones de Resilux, Marcel van de Sande, "Al conseguir una circularidad total podemos demostrar realmente ‘el poder del PET’ como un recurso de envasado único, versátil y, por encima de todo, responsable". Alexander Rimmer, director ejecutivo de RCS, añade: "Siempre hemos realizado nuestras actividades de eliminación de residuos y reciclaje en un espíritu de sostenibilidad. Al explotar el pleno potencial de la gestión de los reciclables a través de esta colaboración, seguiremos contribuyendo a un entorno mejor para todos".